miércoles, 15 de abril de 2009

BLANQUITA


Ustedes me preguntarán quien es Blanquita, principalmente los que no son de Uruguay porque todo nuestro país sabe quien es ella.
Es una niña Salteña que en el hospital de ese lugar fue con sus padres varias veces al médico porque no se sentía bien, fiebre, dolores que la niña de tan solo tres añitos sufría.
Así fue tres días seguidos a ver al médico y este le decía a sus padres que era de la garganta, que tenía un virus y la mandaba a su casa, aquí no fue negligencia de sus padres, aquí fue negligencia o mala praxis del médico que no supo dar con el diagnóstico real de la niña.
Al tercer día sus padres pidieron que la viera otro médico y diciendole a este si su hija no tendría apendicitis.
El nuevo médico le hizo estudios en el momento descubriendo que ya tenía peritonitis. Cuando salió de la sala de operaciones a Blanquita le habían cortado (por la gran infeción generalizada) las dos piernitas por las rodillas, un brazo hasta el codo y tres deditos de la otra mano, está grave.
Internada en el hospital de niños de Montevideo .
Sus padres muy humildes tuvieron que vender todo lo poco que tenían para poder acompañarla, su padre solo la acompañó porque su madre tuvo que quedarse con los otros hermanitos por no tener quien se los cuidara.
El padre dijo ayer en un reportaje que él les había entregado una hija entera y se la habían dado en pedazos.

Esto me pone muy mal porque a mi hijo el mayor le podría haber pasado lo mismo cuando tenía nueve años, un veinticuatro de diciembre lo trajimos a Montevideo desde un balneario donde estabamos pasando el verano porque hacía dos días que estaba con fiebre y dolores en la panza, la doc que lo atendía también había venido dos veces diciendo que el niño había comido algo que le había hecho mal cuando ya tenía apendicitis.
No esperamos mas porque seguía igual, lo llevamos directo a la sociedad donde estaba en ese momento para que lo viera el médico de urgencia ( mi marido quería esperar en casa un día mas) yo me opuse gracias a Dios, porque cuando lo operaron a las tres horas de haberlo llevado, el cirujano nos dijo "si hubieran demorado una hora mas no lo podría haber salvado" nunca me olvido de eso y hoy esta niña me trae a la mente todo lo vivido 27 años atrás.
Hoy mi hijo tiene 36 años a cumplir en agosto pero pasó un mes internado y la noche que lo operaron hizo un paro intestinal y pasó varias horas grave.
En la madrugada el médico me llama para decirme "llame al padre, este niño está grave".
Mi esposo que estaba en casa engripado se vino de madrugada llorando. que cosas tiene la vida, hoy ese mismo hijo no lo deja ver a sus hijas, no nos deja, yo tampoco las puedo ver.
Pensemos en Blanquita, como le dicen sus padres.
Esta niña en una semana ya la operaron siete veces y en dos días la volverán a operar, está en INTENSIVO la mantienen dormida y luchando por vivir.

Si se salva la iré a conocer y llevarles alguna ayuda .
Tengo nietas y cada niño que veo sufrir las veo a ellas, pienso que todas las abuelas pensarán lo mismo.
Seguiré la historia de Blanquita aquí y espero darles buenas noticias pronto.

11 comentarios:

abuelonet..com dijo...

Es muy cierto que cuando lees algo de esa niña tu corazón se abre en tu pecho, sabiendo que a tu querido hijo podía haberle pasado cosa parecida a lo de Blanquita, s una historia de esta niña que conmueve a toa aquella persona que ha leido la misma,yo siento de corazón como una niña con tan hermoso querer vivir le haya ocurrido tan fatal circunstancias,
Un abrazo para sa niña llamada Blanca.
Saludos.

Colo dijo...

HOla, que triste lo que cuentas, que irresponsabilidad...

Y tienes razón, uno piensa en hijos y nietos, en que podría sucederles... Es doloroso!!

Un abrazo

Zulm@ dijo...

abuelonet; es muy doloroso ver que una criatura que tiene una vida por delante le haya pasado algo así por la negligencia médica.
El año pasado en el Uruguay se constató dieciocho casos de mala práxis, no debería haber ninguna si hubiera médicos recibidos con mejores calificaciones.
Aclaremos que pasa en todo el mundo esto, es triste pero es así, por eso tenemos que conocer a las señales que nos da el cuerpo, conocernos mas.
Y los que tienen hijos pequeños no dejar pasar ningún síntoma en ellos para consultar a uno o dos médicos si no vemos mejoría en ellos.
Blanquita hoy no estaría así si se hubiera tratado a tiempo, hubiera sido una simple apendicitis que con tres días de internación estaría en su casa.
Gracias abuelo por pasar y seguiremos la recuperación de Blanquita.
Un abrazo.

Zulm@ dijo...

Colo; si, siempre pensamos en ellos, yo cada niña que veo pienso en mis nietas (son todas mujeres).
El otro día vi una madre que en un centro comercial le pegaba a una niña de tres o cuatro años y le tiraba de los pelos un poco a escondidas para que no la vieran.
Yo estaba esperando a alguien en ese lugar y ellas también aparentemente. La niña lloraba con tanto dolor y se agarraba del pelo, claro la madre se lo tiraba. Me puse a mirar fijamente a su madre, estabamos muy cerca y ella dejó de maltatrarla porque veía que yo la miraba.
Aparentemente lo que la niña quería era un helado que le habían comprado solo a su hermana por lo que entendí.
La verdad que hay madres que no merecen llamarse madres y a mi me mata ver una niña llorar, son tan indefensos.
Recemos para que Blanquita se salve aunque su vida será amarga ya con este panorama.
Hay tantos niños que sufren por los adultos en el mundo que es un horror.
Un beso :(

CANTO EN FLOR dijo...

Qué barbaridad, qué les pasa a esos médicos?, vine tan pronto leí tu mensaje y me he quedado con el corazón qué te digo...
Si de algo sirve rezar amiga, ten por seguro que desde hoy noche empiezo a hacerlo por la pequeña y por sus padres.
Sólo de pensar en todos los niños que sufren, caray! me pone los pelos de punta, perdón por la expresión, pero me entra un temor muy grande.
Estoy segura que todos debemos evitar que un niño o niña sufra, si está en nuestras manos y si no también.
Pediré por tí y los tuyos, ahora comprendo tu tristeza, pero ten fe y espero pronto puedas mirar y abrazar a tus nietas,
Un beso muy cariñoso para tí.

ALMA dijo...

Que terrible!!! No conocía la historia de Blanquita.
Que ha ocurrido: desidia de la sociedad, mal diagnóstico médico, o el hecho de ser humilde no permite el acceso a cierta atención médica que todos, especialmente los niños debieran tener?

Me conmueve y me moviliza. Solo espero que Blanquita pueda recuperarse, aferrarse a la vida y adaptarse a su nueva y dolorosa vida

Un beso y tambien me ha estremecido el relato sobre tu hijo mayor

Alejandro Kreiner dijo...

Es ley de vida los padres sufren por los hijos.
En la Medicina también cuecen habas.

Saludos.

Zulm@ dijo...

Canto en Flor; gracias por tus oraciones. Pienso que los médicos se han desumanizado, bueno las cosas que he visto en grabaciones que hacen en la mesa de operaciones o están comiendo y operando a la vez.
Para algunos somos un pedazo de carne nada mas, suerte que hay muy buenos médicos también.
Yo tengo el mio un cirujano que hace mas de treinta años que me ha operado cosas sin importancia pero que molestaban y es un divino, es bastante joven.
No deja ni siquiera que me den de comer si él no está y estoy en una sociedad médica en eso corro con suerte.
Esperemos ahora que Blanquita salga de esto.
Besos :(

Zulm@ dijo...

Alama ; ocurrió que fue un mal diagnóstico, le dijeron un virus cuando era una apendicitis y pasa tanto en un hospital como en una sociedad como me pasó con mi hijo una de las mejores de aquí, si no es la mejor.
Y la verguenza que la Ministra de salud quiere tapar el tema diciendo que los medios le dieron demasíada publicidad y ahora la gente está con miedo ,pero no dice que esa médica que se equivocó en el diagnóstico sigue trabajando, sigue atendiendo gente.
Suerte que es una ciudad pequeña y ya todos sabrán quien es.
Un beso :(

Zulm@ dijo...

Alejandro; a ellos después les va a tocar porque para los hijos nunca hay buenos padres, por mas que vivamos para ellos,la historia está llena de hijos desagradecidos, lástima que cuando se dan cuentan los padres ya no viven, después ir a la tumba a llorar o al sicólogo no creo que sirva.
En todos lados se cuecen habas, no existe un mundo perfecto.
Saludos :(

tia elsa dijo...

Que terrible Dios mio, como un error humano puede estropear la vida de una niña y su familia, pobre criaturita cuanto sufrimiento sin sentido. Besos tía Elsa.