sábado, 29 de septiembre de 2007

LA CITA.







En tu alcoba techada de ensueños, haz derroche
de flores y de luces de espíritu; mi alma
calzada de silencio y vestida de calma

Apaga las bujías para ver cosas bellas;
cierra todas las puertas para entrar la ilusión;
arranca del misterio un manojo de estrellas y enflora como un vaso de cristal tu corazón.

¡Y esperarás sonriendo,y esperarás llorando!....
Cuando llegue mi alma, tal vez reces pensando
que el cielo dulcemente se derrama en tu pecho...

Para el amor divino ten un diván de calma,
o con lirio místico que es su arma, mi alma
Apagará una a una las rosas de tu lecho!

Delmira Agustini.

2 comentarios:

esmoris lara dijo...

Suerte, maravillosa suerte quien pueda escuchar de una mujer tal vendaval de amor con apariencia de suave brisa. Noe, que buena elección de un poema entre tantas noches borrascosas. Gracias por ponerle estrellas. Volveré y te espero por mi casa. Hasta luego.

NOE dijo...

Gracias por estar siempre ahí hombre de mar.Pasaré por su casa.

Hasta que se apaguen las estrellas...

Saludos :(